06 abril, 2011

El Orgasmo Examinador

Nueva entrega en Píkara Magazine. Este mes trata sobre el Orgasmo y cómo éste puede pasar de ser un momento de Placer a un Evaluador del Disfrute.

Que lo disfrutéis...


“No estoy segura de si lo que siento son orgasmos, aunque sí que disfruto y siento temblores y contracciones en la vagina. Estoy acomplejada porque los tíos con los que he estado piensan que no he disfrutado del todo. ¿Cómo sé que he llegado al final?”

Como ya hablábamos en otro artículo, las personas somos un conglomerado bio-psico-social y en el tema del orgasmo no iba a ser menos. La duda sobre si se ha tenido o no un orgasmo es muy habitual tanto en terapia como en talleres, pues no siempre nuestras sensaciones coinciden con lo que hemos visto que tiene que ser.

Endiosar el orgasmo como meta de las relaciones sexuales genitales, ya sea en pareja o en solitario, provoca que el proceso por el que se llega sea menospreciado, evaluando la relación en función de la presencia o ausencia del orgasmo. Es decir, se convierte en el evaluador de las relaciones. Muchas parejas pueden estar pasándolo de lujo en un encuentro pero, si llega un punto en el que no se produce el orgasmo, todo lo anterior desaparece, instalándose una sensación de derrota. Esta persecución del orgasmo como único fin muchas veces provoca lo contrario, es decir, que no aparezca. Y no nos acordamos que el orgasmo nunca viene cuando se le llama, sino donde escucha la fiesta. La valoración, para que nos sea beneficiosa, es aconsejable hacerla desde cómo lo disfruto. Simplemente con sentirlo y disfrutarlo, ya se ha llegado al “fin”.

Un error muy común es equiparar placer y orgasmo...seguir leyendo

6 comentarios:

José Antonio Peñas dijo...

Casi una de cada dos veces que follamos, yo no llego al orgasmo, y no me siento frustrado ni pierdo el deseo por mi chica ni las ganas de repetir. Lo divertido es todo lo anterior, el juego, la caricia, el asaltarnos y disfrutarnos, brincar, hundir el colchón... el orgasmo es el the end, y yo prefiero los continuará.

Mónica Quesada Juan dijo...

Qué mejor historia que aquella que no "acaba"

Siempre un placer, José

Besos!

Enrique dijo...

Una de las cosas que más me fastidian es la idea que se le mete a las mujeres de que "debe terminar el trabajo si ha calentado a un chico...".

No sólo se crea una idea falsa de que todo hombre que está más o menos caliente no sólo no sabe controlarse, sino que, supongo, debe de crear en las chicas.

También me molesta que se piense que todo hombre con el pene erecto está excitado. Es cierto que el hombre en esas condiciones empezar a mantener relaciones con penetración, pero la verdad es que en ese aspecto me siento como las mujeres por lo general: aun teniéndolo erecto necesito más tiempo para excitarme de verdad.

En cuanto al orgasmo, creo que a mí me ha pasado que he eyaculado alguna vez pero no he llegado. Tampoco tiene mucha importancia.

Una duda: ¿cuánto más placer se obtenga en los llamados preliminares (odio esa palabra, porque eso da la idea de que sólo se puede tener relaciones con el objetivo de tener penetración), o cuanto más tiempo se esté con el pene erecto, más fuerte es luego el orgasmo? Digo, porque si lo hago muy robótico (como me sucedía antes, un poco más pequeño, cuando me masturbaba), al final apenas sentía; pero ahora con mi pareja, como vamos despacio y podemos estar 4 horas "tonteando", poco más de la hora acabo sintiendo mucho más, y he llegado a tener algún orgasmo que nada tiene que ver con lo pocho que tenía durante las masturbaciones...

La verdad es que de educación sexual no tengo nada. No sé más que poner el preservativo y un par de cositas...

Y no sólo eso, sino que soy muy analítico, me fijo en todo y me conozco a todas las personas en poco tiempo... pero hasta ahora no conocía ni siquiera mi cuerpo. No me había parado a fijarme cómo es, por dónde siento más o menos, de qué modo conseguir más placer, ni nada...

Hero dijo...

Me gusta mucho tu blog, te invito a que te pases por el mío, búscalo en Google =)

Mónica Quesada Juan dijo...

Hola Enrique! Como bien dices, todos esos mitos acaban haciendo que muchas personas eviten el mínimo contacto para no "tener" que ir a más (en el caso de "debe terminar el trabajo si ha calentado a un chico..."), a pesar de que otras prácticas pueden apetecerles, pero hacer lo mismo de siempre no tanto.

Y totalmente de acuerdo con que la palabra preliminares lo único que hace es coartar el disfrute. Hace tiempo lo hablé aquí: http://tuorganosexual.blogspot.com/2010/04/el-orgasmo-escurridizo.html . Efectivamente, cuanto más placer se obtenga con cualquier tipo de práctica hará que la descarga corporal sea mayor, dando la sensación de un orgasmo más intenso. De hecho, el sexo tántrico va en esa línea. Y sólo me queda animarte a seguir conociéndote y explorándo nuevas formas de disfrute.

Siempre es un placer tenerte por aquí ;)

Besos!

Mónica Quesada Juan dijo...

Hola Hero! Bienvenido! :)

Me pasaré por tu blog :)

Besos!

Quizá también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...