09 marzo, 2010

¿Porqué dicen Educación Sexual cuando quieren decir Prevención?

Está claro que Educación Sexual evoca muchas cosas en nuestra mente...pero cuando se asocia Educación Sexual y Adolescencia, la respuesta que más suelo encontrar es: "Que los chavales aprendan a ponerse preservativos". Con una simple frase, se deducen dos cosas: Que los chicOs son los que mantienen Relaciones Genitales (nótese la mayúscula), y que sólo se considera como tales el Coito. Tan sólo hay que echar una mirada a las encuestas de cuándo se inician las Relaciones Sexuales para ver que, a lo que realmente se refieren estas encuestas es a cuando se practica el coito(penetración) por primera vez, reduciendo todo un espectro de prácticas a una sola.

Este coitocentrismo hace que nuestra sexualidad se vea reducida a nuestro genitales, tal y como hablamos en esta otra entrada. Nos hemos convertido en Vulvas y Penes andantes, cuya meta es conseguir orgasmos. Esta mentalidad hace que, muchas veces, no podamos disfrutar de todo aquello que nos apetezca hacer, puesto que si no se cumple el esquema establecido, a muchas personas les da la sensación de no tener una relación completa. Completa...curiosa palabra.

A lo que iba, que me empiezo a ir por las ramas! Si toda la Educación Sexual la centramos en Métodos Preventivos, el objetivo de la sexualidad se convierte en su opuesto. Es decir, si con la Educación Sexual se busca que la persona disfrute de sí misma viviéndose y conociéndose bien, con una Educación sólo centrada en la Prevención, se centra más en el miedo a lo que pueda pasar, privándonos de un total disfrute de nuestros cuerpos. La Educación Sexual busca que cada persona sea responsable de su propio placer y se quiera a sí misma...si este objetivo se consigue...¿creéis que esa persona se arriesgaría a poner en peligro su salud con una sola práctica (penetración), habiendo 1000 mas de las que disfrutar?

Por ejemplo: Imagináos que os presentan una mesa con 10 platos con una pinta buenísima.



Y os avisan que uno de ellos, en este caso esta hamburguesa, os va a provocar una indisposición durante un mes.
¿Os la comeríais pudiendo elegir entre los 9 restantes? ¿Si no os la coméis, tendríais la sensación de quedaros con hambre? ¿CON 9 PLATOS EN VUESTRO ESTÓMAGO? (esto último dicho en mayúsculas si la respuesta a la anterior pregunta es afirmativa. Si no es así, perdón por la subida de voz)

Por hoy, dejamos el tema aquí, porque me está entrando un hambre…
Mónica QJ.

2 comentarios:

olga dijo...

Alo Moni es cierto que la educación sexual en los adolescentes solo se centra el pontelo, ponselo para evitar embarazos no deseados que por supuesto esta muy bien que traten ese punto pero deberian de profundizar un poco más en el tema que no sean o seamos como tu dices Vulvas y Penes andantes

Bss guapa recomendare tu blog muy bueno moni.

Henar dijo...

Enhorabuena por el post!!!! Tus subidas de voz y aclaraciones entre paréntesis son recibidas en mi cabeza por una mini Mónica hablando y haciendo gestos.
Eres una grande!!!

Un besazo (menos mal que ya he desayunado, que con tanta comida...)

Quizá también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...